CENTRO DE ACOGIDA PARA MUJERES EN SAN FRANCISCO, BILBAO

El proyecto busca recuperar para la ciudad un espacio degradado en el barrio, situado entre las vías del tren y las calles Bailén y Cortes. Es éste un punto estratégico en la unión de San Francisco con Abando. La formalización del edificio y la ordenación del espacio público están estrechamente relacionadas, pudiendo considerarse la planta baja del edificio una prolongación del propio espacio exterior que acoge los usos púbicos para fomentar la participación y concienciación. Por un lado el programa ofrece un servicio de acogida integral compuesto por casas y módulos de acogida de urgencia. Por otro lado se trabaja por acabar con la dependencia y aislamiento que padecen este tipo de víctimas, ya que generalmente se trata de personas con muy pocos lazos sociales. Para invertir esta situación se propone una organización que promueve la convivencia en la que la mayor parte del edificio se destina a zonas de uso compartido. La arquitectura deja de ser un envoltorio para convertirse en un factor activo en el proceso de recuperación. Este esquema se traduce en la colocación de las habitaciones y viviendas en fachada mientras que los espacios de circulación horizontal se sobredimensionan para acoger los usos compartidos. Dos patios interiores serán los encargados de iluminar y vertebrar estos espacios.

Infografías realizadas con la colaboración de sg7studio.