CONCURSO RECINTO AMURALLADO DE RADA, NAVARRA

La propuesta se materializa en tres estratos. El primero de todos lo compone el propio yacimiento. El segundo estrato, el estructural, engloba los pilares curvos situados respetando al máximo los restos arqueológicos y la retícula de cables en la que se sustenta el estrato cerámico. En este último se encuentran las propias piezas armadas y unidas entre sí mediante armaduras metálicas. Alternando la posición en la colocación de la pieza cerámica se crea una cubierta inclinada estanca para el pabellón de visitantes, mientras que en la zona del yacimiento se opta por una celosía que resguarde del sol. El edificio muestra una cara cerrada al visitante ocultándole la visión de los restos arqueológicos para una vez dentro del mismo abrirse por completo.