TALUD JESUS GALINDEZ (OTXARKOAGA), BILBAO

Un talud resultado del negativo de lo construido en su perímetro se convierte en el objeto de diseño. Partiendo de un punto de abandono, y siendo una barrera en la ciudad, se plantea una malla de triángulos que se adapta y deforma su geometría para colonizar y humanizar el talud. El resultado es la concatenación de pasos, zona de juegos, terrazas etc, en un entorno recuperado compuesto de triángulos de hormigón, de hierba, metálicos, de agua, etc.

Colaboración con ACXT IDOM.